BIENVENID@S A MI RINCONCILLO

Os invito a dar un paseíllo entre mis trastos y achiperres varios. Aquí os vais a encontrar con el resultado de mi afición a darle un nuevo look a las cosas y aportarles mi pequeño granito de arena para recuperar el aspecto que tuvieron muchos de ellos.
Con pequeños toques de manualidades aprendidos de aquí y de allá voy dando color a las cositas que caen en mis manos.
Espero que saciéis vuestra curiosidad dando un paseíto por mi blog y que veais cositas que os gusten.
Sentíos cómod@s. Estáis en vuestra casa.
Un saludo



domingo, 12 de diciembre de 2010

El beso de Klimt

No es la primera vez que uso esta lámina para decorar algún objeto, pues El beso (de Klimt) es uno de mis cuadros favoritos, y creo que tampoco será la última.
Esta vez la he usado para convertir una caja de puros en un joyero.


La tapa está decorada con la lámina y con foil dorado imitando formas del fondo del cuadro


El exterior inferior de la caja está pintado en acrílicos con dibujos de los vestidos.


Y en el interior... ups! se me han colado unas visitantes a mirarse en el espejo. 
Era de esperar, ya sabéis que tengo la casa llena de ranas, jeje.

4 comentarios:

josefa dijo...

HOLA,
TE HA QUEDADO PRECIOSA!!!!!!!!
ESTA MISMA LAMINA LA ESTOY UTILIZANDO PARA HACER UNA CAJA A MI HIJO.
ESPERO QUE ME QUEDE TAN BONITA COMO A TI.
BESOS

La Quiroguilla dijo...

Muchas gracias Josefa. Cuando tengas hecha la caja de tu hijo me enseñas una fotito, vale? aunque sea por correo electrónico.
Un abrazo

Anónimo dijo...

esa es la mia????

Me imagino que no, pero esta preciosa.

Eres un artista

Besos
Pili

La Quiroguilla dijo...

Calla locuela! que con la tuya tengo el dilema del año...es que me has puesto el listón muy alto. jeje