BIENVENID@S A MI RINCONCILLO

Os invito a dar un paseíllo entre mis trastos y achiperres varios. Aquí os vais a encontrar con el resultado de mi afición a darle un nuevo look a las cosas y aportarles mi pequeño granito de arena para recuperar el aspecto que tuvieron muchos de ellos.
Con pequeños toques de manualidades aprendidos de aquí y de allá voy dando color a las cositas que caen en mis manos.
Espero que saciéis vuestra curiosidad dando un paseíto por mi blog y que veais cositas que os gusten.
Sentíos cómod@s. Estáis en vuestra casa.
Un saludo



miércoles, 15 de julio de 2009

Una mesa restaurada

Esta es una mesa que tenían mis padres por casa y la verdad es que tiene ya muchos años. Como podeis ver entre las mil capas de barniz que tenía y lo golpeada y rota que estaba no es que tuviese muy buena imagen. Pero como el cariño que le tenemos es muy grande pues había que darle un nuevo aspecto para poder sacarla del desván y lucirla años y más años.



El tablero estaba roto en 2 piezas, las patas desencoladas, cojeaba y las piezas labradas se movían, aparte de no diferenciarse apenas los dibujos que tenía labrados. Ni qué decir de los chorretones de barniz y los golpes.



Así que tuve que soltar todas sus piezas, decapar bien, lijar y lijar y volver a lijar para poder llegar a verle la cara. Algunas piezas al soltarlas se desencolaron pues no estaban hechas de una sola pieza , pero no hay nada que no arregle "black & decker" y unos tubillones hechos con palillos para volverlas a poner en su sitio.
Como estaba más golpeada de lo que parecía y en su color natural se notaban mucho los golpes, además de manchas de barnices antiguos que no salían ya de ninguna manera, decidí teñirla en un tono más oscuro. Con mucha pena porque su color natural era precioso.
Y después de montarla de nuevo y arreglarle la cojera ... este es el resultado!!!!



Como veis ahora se aprecian los dibujos en relieve que tiene en las patas y en los adornos, que son todos tallados, cosa que antes era casi imposible. Y el tablero ha quedado totalmente restaurado y no se nota nada que alguna vez haya estado roto.
Para esta ocasión nada de barnices, tan sólo una base de aceite de vaselina y aguarrás y varias capas de cera para protegerla.


Espero que os haya gustado el lavado de imagen.

1 comentario:

Merifrans dijo...

Pues segun vi la primera foto me dije, !!!no me gusta tan brillante!! ... pero cuando vi la ultima me dije !!asi siiiii!!
Preciosa