BIENVENID@S A MI RINCONCILLO

Os invito a dar un paseíllo entre mis trastos y achiperres varios. Aquí os vais a encontrar con el resultado de mi afición a darle un nuevo look a las cosas y aportarles mi pequeño granito de arena para recuperar el aspecto que tuvieron muchos de ellos.
Con pequeños toques de manualidades aprendidos de aquí y de allá voy dando color a las cositas que caen en mis manos.
Espero que saciéis vuestra curiosidad dando un paseíto por mi blog y que veais cositas que os gusten.
Sentíos cómod@s. Estáis en vuestra casa.
Un saludo



jueves, 14 de octubre de 2010

Estrenamos sección

Estamos de estreno!!! A partir de hoy tenemos una sección nueva en el blog de la Quiroguilla. "Cocina de la Quiroguilla".
Como much@s sabéis soy una cocinillas y me gusta mucho eso de meterme entre fogones y cacerolas así que voy a dedicar un huequito en mi blog de manualidades para enseñaros algunas recetillas y cosas ricas ricas.

Para inaugurar este nuevo rincón voy a poneros la receta de las mermeladas.
- 1 kg de fruta limpia y troceada
- 700g azúcar
- 1 limón bien pelado

Se supone que las mermeladas se hacen con el mismo peso de fruta que de azúcar, pero a mí me resultan demasiado dulces así que reduzco bastante esa cantidad.
La fruta se pelará al gusto, si quieres encontrar más o menos piel.

Para elaborarla se pone en una cazuela la fruta troceadita , el azúcar, y el limón bien triturado también. Se pone a fuego lento y se va removiendo constantemente pues, a pesar de que la fruta suelta bastante agua, el azúcar se agarra fácilmente.
Yo suelo tenerla al fuego unos 20 minutos más o menos. Se puede poner algo más, según nos guste de espesa la mermelada.
Después de este paso podemos triturar aún más la mermelada con la batidora, o incluso colar los tropezones si no nos gusta encontrarlos, sobre todo las de mora y fresas que tienen más semillas. Eso al gusto. A mí me gusta encontrarlas.

Y luego embotar como normalmente se hacen todas las conservas. Para ello se deben esterilizar muy bien los tarros de cristal hirviéndolos durante al menos 10 minutos. Las tapas también . Seguidamente se van colocando sobre un paño limpio boca abajo a la espera de añadir la conserva.
Se llenan de mermelada hasta el borde para impedir que quede aire, poco a poco inentando no hacer burbujas. Se tapan bien y se ponen al baño maría durante unos minutos.
Observareis que al sacarlos del baño maría las tapas no están como metidas hacia dentro , eso ocurre al enfriarse y ahí harán vacío.

Os enseño mis últimas mermeladas, que siempre procuro embotar en botes pequeños pues no soy una gran consumidora de mermeladas y si no se me estropean.


Son de calabacín y ciruela.
La mermelada de calabacín tiene un sabor parecido al cabello de ángel, pero con textura de mermelada, evidentemente, y puedes usarla para rellenar bizcochos con un toque distinto, para crepes...y para todo lo que se te ocurra.
Con esta receta podrás hacer mermelada de cualquier fruta.
Espero que os animéis y probeis a meteros en la cocina.
Un abrazo y buen provecho

3 comentarios:

josefa dijo...

HOLA,
QUE BIEN, MERMELADAS!!!!!!!!!!!
ME GUSTA MUCHO TU NUEVA SECCION,Y LA RECETA CON LA QUE LA HAS ESTRENADO.
A MI TAMPOCO ME GUSTA LA MERMELADA MUY DULZUNA,INCLUSO ME GUSTA CON UN PUNTO DE ACIDEZ, COMO LA DE CIRUELA.
QUE TENGAS MUCHO EXITO CON TUS RECETAS!!!!!!!!!!
UN ABRAZO

La Quiroguilla dijo...

Muchas gracias Josefa. Si te gusta la mermelada con ese puntito de acidez puedes añadirle incluso un limón cada 1/2kg.Además ya sabéis que el limón es el conservante natural por excelencia.
Besitos

Pili dijo...

Uffff que dificil me lo pones...

Me parece que esto te lo dejo tambien a ti que lo haces estupendo porque la cocina y yo estamos reñidisimassss